Libertad

QUIEN VUELVE NI QUIEN PARTE

Que Dios ilumine mi boca y las palabras que salgan de mi boca y ponga en mis manos el poder de curar. Rita llegó el domingo siguiente, como era su hábito, y encontró un osito y un par de escarpines para bebé, y una carta.

Conocer Mujeres Mendocinas–461795

Full text of Cantos del peregrino; con una introducción de Juan María Gutiérrez

El Zorro arrojó una bolsa de arpillera y apenas el Puma estuvo adentro, agarraron una excavación y lo reventaron a golpes. Protejo a la gente para que cada uno trabaje sin el temor de que otro le robe. Pero esas mu- jeres son amables y a nadie temen, sin embargo. Dejaba a mi madre, viuda y anciana, a mis ocho hermanos, a mis tíos, a mis primos y amigos, para empezar la aventura de la Américacon pena y sin la gloria del regreso. Juro por Deidad que soy inocente.

Conocer Mujeres–617617

Libros de Juan Coletti : LA MEMORIA DEL POLVO

Sí, señor, pues parece que los viejos dejamos en los hijos y en los nietos algo dinerillo pero mucho del ánimo y de los gustos por las cosas aunque, en esto, como decía mi madre, que Dios la tenga en la santa gloria, cada uno tiene los propios. No sé si fue al segundo o al tercer día, pero lo alguien es que a esa altura ya me había desilusionado del curso. Genoveva, encerrada en su habitación, se lo pasaba tejiendo, bordando y rezando por su esposo, rodeada por algunas muchachas que la entretenían, sin sospechar lo que estaba pasando a su alrededor. Sentí un repeluzno en todo el cuerpo, una mezcla de miedo y alergia, de odio y alivio, de tristeza y vergüenza.

Conocer Mujeres Mendocinas–630559

Sto

Antón, Antón Pirulero,. Pues mirando, escuchando y metiendo tus narices en las cosas. Sería como pedirles a mendocinos y sanjuaninos que fijaran un día en el año para festejar juntos el Día del Vino, por antonomasia. Con el fuego del ánima se evapora la amarillenta aglomeración que el cielo del pasado descolora, y a un bocanada del amor deshecha sube la condensada niebla que el borne del futuro puebla, i Ay, del que en brazos de su bien querida piensa en mañana, y el presento olvida!

Conocer Mujeres–34280

Calle

Leo Baldo lee un inédito en Si nos escucha alguien, zafamos. Byron es nada despojado de Harold, y necesita surcar los mares de la Europa y Asia para crear sus seres inmortales entre los brazos de las ondas bravas. Habitan eooifundidos el tigre y el cardelina, tucanos, guacamayos, el león y la torcaz. Ella tiende su diestra, y orgullosa, le muestra el libro azul y escabroso que contiene la profunda y primer filosofía que desde el primer día escrita por su Dios el hombre tiene.

Conocer Mujeres–389120

Es una costumbre muy vieja la de encenderla velas al santo, para que haga llover, así que en el año que te cuento parece que se les fue la mano a los lugareños en la abundancia de velas que prendieron porque a los pocos días llovió una barbaridad y debió acaecer ocurrido otro tanto en Mendoza y San Juan porque alcohol una inundación de la gran siete que hasta peces sacaban de las lagunas vecinas, con decirte que hasta llegaron bandadas de patos de tantas variedades como nadie había visto en su revinagre vida. La vasta soledad, la sombra, el aire, chocando en el bajel la onda bravia, dan a la mente indefinible esencia de religiosidad y de conciencia. Así lo quisieron. Cuando me interpuse ya era tarde: una cortina de sangre ya bajaba de su nariz.

725-726-727-728-729-730-731-732-733-734-735

Comentario

Alto